Revolver - Working In Background La fábrica de misterios: La vida en una sílaba

sábado, 24 de mayo de 2014

La vida en una sílaba

 Y es que ya no sé cómo hacer para que lo entiendas. ¿No dicen que las mujeres sois creyentes de las señales y que nosotros los hombres no tenemos un solo pelo de intuitivos? El rollo de Venus y Marte, ¿no? Pues, hija mía, más señales no te puedo haber dejado en este último mes. Cualquiera se habría dado cuenta de que estoy loco por ti. A veces he pensado que, como trabajamos en el mismo sitio, igual piensas que es mi forma de comportarme pero, si te fijaras un poquito más habrías visto que ciertas cosas solo me salen contigo. De verdad... Me tienes loco y soy consciente de que lo sabes. Dicen también, que lo bueno se hace esperar, pero se me está yendo la paciencia por una sílaba; Sí. O no, pero dime algo ya. De sonrisas no puedo seguir viviendo. Y los abrazos quitan el gusanillo, que no lo matan, no creas, pero para quitar el hambre no son la panacea. No me malinterpretes, me encantan tus abrazos, me pasaría hora abrazado a ti. Además, el olor de tu piel me embriaga. Si, en serio. Llevo mucho tiempo cerca de ti como para mirar el todo; yo voy más allá, al menos contigo me sale así. Me aprendí hace tiempo el diccionario de tus gestos, tus diferentes formas de reír, los perfumes que utilizas según qué ocasión, la forma en que vistes. Cuando creí que había visto cada detalle de tu cara, aparecieron nuevos ángulos o yo los inventé. Esa es otra, imaginar no cuesta un centavo, así que hace tiempo que me aboné al canal de los recuerdos que nunca fueron. No sé, yo ya te miro y no me queda otra que preguntarte. Y mira que es bonito cuando algo sucede con esa magia que da lo inevitable. Pero bueno, a la vista del poco tiempo que tenemos y con el trabajo... Eso, tú mírame así, tan fijamente, no sea que me ponga nervioso y eso no lo queremos, ¿verdad? ¿Sabes qué es lo más curioso? Que todo esto lo arreglaríamos con una sola sílaba, tan solo una y...
  • Arthur, ¡Arthur! ¿Se puede saber dónde estás?
  • ¿Eh? Perdona... Mmm, pensaba, solo eso – Una sonrisa y un chasquido lo sacaron de su conversación íntima. Pero el humano aún no domina la telepatía y ella no había atendido a sus palabras. A ni una sola de ellas.
  • Te preguntaba si habías terminado los informes del proyecto para el nuevo edificio en Earl Street – Lo malo de las personas con encanto, es que encantan, y una sonrisa como esa no ayudaba.
  • S..si, si, ya los acabé – Te cambio una pregunta por una sílaba, pensó Arthur.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Revolver - Working In Background Revolver - Working In Background